Mascoteros
Publicado by admin 26 de mayo de 2019
Tiempo de lectura: 3 minutos, 31 segundos
@diarionecochea


Proyectan reglas para que no haya más perros ni gatos en las calles


 

Solamente en la provincia de Buenos Aires hay más de 6 millones de animales urbanos que nacen, viven y mueren solos. En todo el país, el número es de 15 millones, pero crece con los días. Las soluciones hasta ahora intentadas (las escasas campañas municipales de esterilización, la puja constante del Colegio de Veterinarios contra las campañas gratuitas de asociaciones protectoras y el chipeo) no fueron suficientes ni acordes a la triste realidad que se pretende revertir: animales muriendo desahuciados en las calles.

Ante ese contexto alarmante, se presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de ley ambiental para la protección de la fauna urbana que prevé un presupuesto mínimo al que no es necesario que las provincias adhieran para su obligatoriedad. La propuesta llega al Poder Legislativo de la mano del diputado Mario Arce y deberá ser debatido en las Comisiones de Ambiente y de Legislación General de la Cámara Baja.

Este proyecto tiene como objetivo la protección de la fauna urbana a fin de garantizar su derecho a la vida y a la salud. Nos parece importante atender a este reclamo que tiene que ver con una cuestión ambiental y tiene como objeto preservar los derechos a la vida y a la salud de todos los habitantes , resumió el diputado detrás de la iniciativa.

Para llegar a su redacción, confió el legislador, se tomó como iniciativa el trabajo realizado por especialistas en el tema y de personas que trabajan arduamente desde lo ambiental.

Al respecto, señaló que un informe de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), el ente interjurisdiccional de derecho público creado por la Ley nacional 26.168 del Poder Ejecutivo nacional, hizo de puntapié al develar un censo puntual sobre la situación de la fauna urbana, perros y gatos, y se concluyó que cada tres personas existe un animal urbano .

En ese sentido, amplió el objetivo que tiene el proyecto: Se busca la protección de la fauna urbana (todos los perros y gatos, machos y hembras con o sin familia) y garantizar los derechos a la salud y a la vida. Otro punto importante es la atención veterinaria para saber cuál es el estado del animal y para tener un seguimiento de su desarrollo y, además, tratamiento antiparasitario. Esta ley trata de buscar el equilibrio poblacional, por eso una de las medidas para lograrlo es la castración progresiva de hembras y macho, pero que se haga de manera temprana, masiva, extendida en el tiempo, gratuita y abarcativa .

Por su parte, desde la Red Animalista —conformada por distintas ONGs argentinas y proteccionistas independientes que adhieren al proyecto— aseguran que se pretende solucionar esta problemática, garantizando sus derechos a la vida y a la salud .

En ese tono, los proteccionistas sostienen que los animales en las calles padecen hambre, enfermedades, accidentes y hechos de violencia y además subrayan que esto ocurre por responsabilidad del Estado, que no ejecuta políticas públicas éticas en materia de fauna urbana (realiza castraciones en bajo número, no educa, no brinda atención veterinaria, etc.), provocando que millones de perros y gatos sufran .

Desde la Red consideran que la visión actual del Estado es que perros y gatos pueden transmitir enfermedades a los humanos (zoonosis) y por eso sus vidas no valen nada. Por ello las decisiones que los afectan son dictadas por autoridades del área de Salud en la mayoría de las provincias .

En ese mismo sentido se expresó Arce: El Estado no puede estar ausente a la hora de extender campañas o políticas públicas de educación, de prevención en esta temática .

Además, asumió que se puso al frente de un proyecto ambicioso que fue elaborado por personas totalmente idóneas .

Fuente: Infobae.



@LB24