Por último, Del Boca aseguró que no se podía imaginar qué sucedía porque no pudo conocer muy bien a su expareja y padre de la nena. “Estuve dos meses con él y no llegué a conocerlo. Lo que es también doloroso es que una mujer joven como Anna con 19 años sale a confesar su dolor y a hacer una denuncia en la Justicia, y cómo la reacción de algunas personas es denigrarla y tratarla de mentirosa”, cerró.

El Intransigente