Paleontólogos encontraron un perro cachorro de 18.000 años perfectamente conservado

Un cachorro congelado que conserva sus bigotes y su nariz aterciopelada se encuentra casi intacto, luego de ser hallado en Siberia 18,000 años después de su muerte.
El cuerpo entero, el pelo grueso, los bigotes, y hasta las pestañas del cachorro fueron preservados, solo la parte de la columna vertebral estaba expuesta, según comentó el Dr. Sergey Fedorov, un experto canino de la Universidad Federal del Nordeste a The Siberian Times.

Los científicos dijeron que el pequeño cachorro tenía al menos dos meses cuando murió, aunque su causa no ha sido determinada.

Aunque es posible conocer su edad, después de estudiarlo, los científicos no están seguros si la criatura es un perro o un lobo, lo que sí saben es que proviene del punto en el planeta donde los perros fueron domesticados.

El pequeño cachorro tiene una antigüedad de 18,000 años y podría ser considerado el can más antiguo de la historia.

 

 

Compartí esta nota:

Dejar un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación de