Carabelli, una visita ilustre que presenciará la ceremonia del círculo de periodistas

Con motivo de los 40° aniversario de la obtención del primer Campeonato Mundial Juvenil, que logró la selección nacional de fútbol en Japón 1979, con el maravilloso equipo dirigido por César Luis Menotti, el Círculo de Periodistas Deportivos de Necochea, evocará aquel mojón deportivo en la 21era gran “Fiesta del Deporte Juan Alberto Poteca”, que se desarrollará el jueves 19 de diciembre a las 21:30, en el Salón Dorado del Complejo Las Barrancas del Club Atlético Del Valle, con la presencia de Abelardo Carabelli, quien fuese el lateral derecho, de aquel conjunto donde el estandarte fue Diego Armando Maradona quien empezó a demostrarle a todo el planeta que era en sucesor de Pele y contó otras estrellas de la talla de: Ramón Ángel Díaz, Gabriel Humberto Calderón, Juan Ernesto Simón, Juan Alberto Barbas y Osvaldo Salvador “Pichi” Escudero, entre otros.

Abelardo Carabelli, nació en Capital Federal el 16 de mayo de 1960 y se inició fubolísticamente en Argentinos Juniors. En el cuadro de La Paternal, también convivió con Diego Armando Maradona desde los míticos Cebollitas, pasando por las Divisiones Inferiores, hasta la Primera División donde debutó en 1977 y se quedó hasta el Metropolitano de 1980, torneo en que el “Bicho” fue subcampeón por detrás del River de Labruna. Posteriormente vistió las camisetas de Talleres de Córdoba, Huracán, Loma Negra de Olavarría (en tiempos de los campeonatos Nacionales de Primera División, con María Amalia Sara Lacrosse Reyes de Fortabat como gerenciadora), Unión de Santa Fe, Jorge Wilstermann de Bolivia, Atlanta y las casacas del Chatellerraut, y Fontainebleau de Francia, para retirarse en Estudiantes de Olavarría.

Una vez concluida la práctica activa del fútbol profesional, comenzó su carrera como director técnico y más allá de sus incursiones como DT de Primera en Racing de Lamadrid, su homónimo de Olavarría y Botafogo de Rauch, su vocación estuvo ligada a las categorías formativas. Tal es así que en el año 2000, abrió una escuela de fútbol en China, luego convocado por su compañero en la selección juvenil de 1979, Rubén Rossi trabajó en el fútbol infanto juvenil de River, dirigió la Sexta División de Defensores de Belgrano y en Olavarría (ciudad donde reside desde hace muchos años), estuvo al frente del Club Embajadores (nos visitó en 2012 en un Torneo Nacional de Clubes Sub-13), Loma Negra, se desempeñó durante este último año como coordinador de los Seleccionados Sub-13 y Sub-15 olavarrienses, y posee un centro de formación de futbolistas. También trabajó durante tres años en El Salvador y es parte del staff de la Escuela de Entrenadores de César Luis Menotti.

Asimismo es un enamorado de Necochea y Quequén, donde tiene un terreno y piensa pasar sus últimos días aquí, como manifestó en más de una oportunidad.

Compartí esta nota:

Dejar un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación de