A ocho años de la Tragedia de Once, familiares y sobrevivientes siguen reclamando “justicia”

A ocho años de la Tragedia de Once, familiares de las víctimas y sobrevivientes realizaron hoy un acto para recordar a los fallecidos y heridos y para reclamar “justicia” y que las condenas sean ratificadas por la Corte Suprema.

A las 8:32, hora en que la formación del Tren Sarmiento chocó contra la estación, sonaron las sirenas de los bomberos, para homenajear a las 52 víctimas.

Sin banderas políticas, los familiares llevaron remeras y carteles con imágenes de sus seres queridos y con el pedido de “justicia” vigente, ya que pese a que se produjo el juicio aún debe expedirse la Corte Suprema para que las condenas queden firmes en todas las instancias judiciales.

La Tragedia de Once ocurrió el 22 de febrero de 2012, cuando una formación del Tren Sarmiento impactó contra uno de los andenes de la concurrida estación del barrio porteño de Balvanera: 52 personas murieron y casi 800 resultaron heridas.

Por el hecho fueron condenados 21 personas, entre las que se destacan el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido; el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi; el dueño de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), Sergio Cirigliano; directivos de la firma; y el maquinista Marcos Antonio Córdoba.

Actualmente, nueve se encuentran en la cárcel, siete fueron beneficiados con la prisión domiciliaria y cinco en libertad.

Cómo está la causa

El juicio condenó a 22 personas, entre los que están los responsables de la Secretaría de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y Julio de Vido, ministro de Planificación Federal y de cuya cartera dependió Transporte hasta el choque del tren. Otros detenidos son directivos de TBA (como Claudio Cirigliano) y el motorman Marcos Córdoba.

En 2018, Casación confirmó los fallos y condenas por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y estrago doloso seguido de muerte. Pero la defensa de los acusados interpusieron recursos extraordinarios para que la condena se cumpla bajo arresto domiciliario, fallo que la Corte Suprema -la última instancia- aún no expidió.

Este es un tema que preocupa a los familiares de la Tragedia de Once, que ya advirtieron: “Cada vez que un corrupto se va a su casa por motivos poco claros, la masacre vuelve a ocurrir. Es responsabilidad de la Justicia que esto se detenga. Que las condenas queden firmes y que lo causantes de tanto dolor sigan tras las rejas. Solo así sentiremos que vivimos en un país digno. Las únicas víctimas son los 52 inocentes muertos y sus familiares y amigos. No los condenados”.

Fuente: telefenoticias.com.ar

Compartí esta nota:

Dejar un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación de