El laboratorio militar que fabrica alcohol en gel

También produce repelente, analgésicos y antibióticos. El Ministerio de Defensa le pidió que aumente sus partidas de este insumo clave para prevenir el Covid-19 y que falta en los comercios.

Hoy, el llamado Laboratorio Farmacéutico Conjunto de las Fuerzas Armadas es una fuente de productos tan escasos como el alcohol en gel, que ha cobrado una envergadura importante ante la expansión del coronavirus​.

Y hoy ante esta la explosión de la nueva pandemia, pero como en crisis anteriores, o ante el mismo brote de dengue ​que azota principalmente al norte argentino, el laboratorio se convirtió una fábrica de producción descomunal de insumos para los militares, pero también para quien el Estado disponga. Por empezar, deben tener disponible un stock suficiente para abastecer a los 15 hospitales que las fuerzas armadas tienen distribuidos por todo el país, empezando por el del barrio porteño de Belgrano, sobre la avenida Luis María Campos.

Pero el laboratorio -que tiene dos sedes, una en Parque Patricios y otra en El Palomar- ya fabrica miles de litros de alcohol en gel y miles de litros de repelente por semana, además de medicamentos genéricos que incluyen analgésicos, antibióticos y antimicóticos, entre otros.

En los últimos días, las autoridades del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Producción solicitaron al nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto, General de Brigada Juan Martín Paleo, que el laboratorio -que está al mando del Director de Sanidad Militar Conjunta, coronel Fernando Luis Pose- se apreste a aumentar su capacidad de fabricación de alcohol en gel, y esté a disposición para hacerlo también sus partidas de otros insumos y se disponga a fabricar otros que no han estado entre sus principales productos, como barbijos. Insólitamente, hoy no hay barbijos ni alcohol en gel en las farmacias para abastecer el mercado local. Se acabaron, sostienen los empleados. Por otra parte, Personal de Sastrería Militar está dedicado 100 por ciento a confeccionar barbijos, camisolines y protectores para enfermedades infectocontagiosas.

Producen hasta 5.000 litros de alcohol en gel por semana y otros 5.000 litros de repelente también por semana, pero están en condiciones de llevar la producción a más de 10.000 litros semanales de cada producto. 

Cada año, se dispone una partida de productos del laboratorio para la campaña antártica, para las operaciones terrestres del Ejército en el norte argentino, donde, por ejemplo, se necesita más repelente, suero antiofídico, alcohol en gel y antimicóticos. Las tareas de defensa civil que realizan los militares ante inundaciones y otras catástrofes precisan de estos insumos y también se abastecen de ellos los observadores militares, y los efectivos en misiones de paz en el exterior, que viajan al exterior, como ocurrió con el hospital militar argentino que se montó en Haití.

Fuente: Clarín

Compartí esta nota:

1
Dejar un comentario

avatar
1 Hilo de comentarios
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Mejor comentario
Comentario más popular
1 Autores de los comentarios
Cristian Autores recientes de los comentarios
  Suscribirse  
Notificación de
Cristian
NN
Cristian

Bien por las FFAA argentinas!!!! Lástima que más de un zurdo no va a querer usar el alcohol en gel del ejército. O si?…